La palabra

Dicen que hay una palabra que contiene todo el poder del universo. Que cuando se pronuncia puede detener el tiempo, y cuando se repite, el tiempo transcurre rápidamente hasta alcanzar el presente. Y dicen que esta palabra es tan poderosa que sólo basta escribirla para que tiemblen las montañas, y que hasta pensar en su sonoridad puede cambiar la dirección del viento. Dicen también que la palabra es simple, pero que su significado es trascendente, y que no importa cuánto y qué se sepa porque todos entienden la palabra.
Dicen que la palabra puede curar, y que puede dar vida con sólo susurrarla, pero que si todos los humanos pronunciáramos simultáneamente la palabra, el universo sufriría de consecuencias inimaginables. Y dicen que por sobre todo la palabra es bella, es tan bella que no necesita de ninguna otra palabra para crear toda la poesía. Y la palabra es perfecta y es inmensa, y toda la luz surge de la palabra. Y dicen que es toda causa y también es el efecto, y también dicen que nada causa más placer que la palabra.
Y dicen otras cosas de la palabra… dicen tantas otras cosas…
Pero nadie sabe la palabra.

6 comentarios:

Antonio Sarasua dijo... / abril 30, 2010 7:18 p. m.  

De una u otra manera sabes que me haces reflexionar y recordar (aunque no sea tu intencion) lo que yo como cristiano no reflexiono u olvido. Gracias por tus palabras y feliz fin de semana.

Omar dijo... / abril 30, 2010 7:52 p. m.  

Y hasta que no la sepamos estaremos condenados a buscarla...
Excelente

Lizeth dijo... / mayo 02, 2010 1:54 a. m.  

La palabra es lo que deseas que sea... ella suele danzar en la punta de la lengua de los desesperados que están seguros de conocerla pero la han olvidado. Otros la conocen, pero añoran comprender su significado. Otros ni sospechan de su existencia....y ella sigue flotando de labio en labio, a veces se transmite con un beso, a veces a través de un secreto...

Anónimo dijo... / mayo 02, 2010 7:28 a. m.  

Me gustarìa encontrarla. Siento haberla buscado toda mi vida y no la he encontrado. La màs profunda de las muñecas rusas, no la ha encontrado.
Brillante tío!
Armando

Silvia dijo... / mayo 02, 2010 9:25 a. m.  

Creo, estimado amigo, que tú tienes el "Don de la Palabra". No todos logran poner en palabra lo que piensa, aunque sea lo más absurdo o abstracto, como lo haces. Felicidades!

elotroojoazul dijo... / mayo 08, 2010 3:50 p. m.  

Muy interesante...!
Nadie sabe LA palabra...

Por suerte, están las palabras para seguir intentándolo.

beso
V