Paramnesia


Creo recordar que esto nunca sucedió. En realidad, sucedió que alguna vez lo soñé, y hoy lo soñé otra vez, confundiéndome aún más. Me acabo de despertar y el avión vuela suavemente, casi todos duermen o simplemente esperan resignados que lleguemos a destino. Claramente no ocurrió absolutamente nada, aunque juraría que acaba de suceder. La sensación fue muy fuerte y en mis oídos todavía retumba el rugir de las turbinas durante las maniobras. Pero no, es totalmente absurdo. Por más real que parezca un Airbus 340 de línea no haría semejante locura. El piloto sobrevoló en forma rasante por la ladera ascendente de una enorme montaña y casi no pudimos alcanzar a sortear la cima. Al menos esa fue la sensación -demasiado fuerte por cierto- que sentí en el estómago, debido a la desaceleración cuando parecía que el avión entraría en pérdida. Y luego la caída casi libre sobre la ladera opuesta descendente. Si no fuera un avión juraría que parecía una montaña rusa. ¿Pero que objeto tiene maniobrar un avión de pasajeros de esa forma? Definitivamente es un disparate, sólo lo soñé.
Pero lo insólito es que no es la primera vez que esto me ocurre. Ya experimenté esto en un vuelo anterior. No recuerdo cuál, pero creo que era mientras volaba sobre en esta misma región. ¿Donde estamos? ¿Oeste de Brasil o Bolivia? Si, aproximadamente. También fue aquí. Y ahora recuerdo claramente: me desperté exactamente como ahora y con la misma extraña sensación. Y dudé de si efectivamente había ocurrido o no, y llegué a la misma conclusión: lo había soñado. ¡Pero lo más asombroso es que también sabía que ya había vivido ese mismo evento en un vuelo anterior y que quizás también lo había soñado!
Definitivamente debo estar volviéndome loco. ¿Cuantas veces me sucedió esto? No lo se a ciencia cierta. Parece una cadena interminable de sueños sobre la memoria de un sueño anterior. Me recuerda lo que sucede al enfrentar dos espejos y espiar hacia ambos lados la infinita sucesión de reflejos del propio reflejo. La diferencia es que ahora estoy espiando hacia un solo lado: el pasado... ¿Y el futuro? ¿Seguiré experimentando esto en otros vuelos? ¿Estaré en medio de una infinita sucesión de sueños sobre sueños? Por más que lo piense no encuentro la forma de asimilarlo. Ni creo que tenga mucho sentido, porque al fin y al cabo se supone que no conocemos el futuro...
Me quito los auriculares porque me duelen bastante las orejas. No se cuántas veces debo haber escuchado este tema de Robert Johnson desde que salimos, porque accidentalmente el iPod quedó en modo repetición. Me río de pensar que como dice un conocido maestro del Kung-Fu "los accidentes no existen". Aunque quizás no fue un "accidente" después de todo... Y ahora estoy absolutamente aterrado: ¡Acabo de recordar que la vez anterior que me ocurrió esto también me desperté escuchando Robert Johnson!
Mejor le pido agua a la azafata...

4 comentarios:

Omar dijo... / abril 06, 2009 1:13 p. m.  

El futuro no está escrito y depende de nuestras decisiones.

No te vuelvas a dormir en el avión ;)

Un abrazo

Anónimo dijo... / abril 06, 2009 10:03 p. m.  

¿Estaré en medio de una infinita sucesión de sueños sobre sueños?.....me encanta esa frase, resume muchas angustias existenciales mìas...¡Muy bueno el relato!
Armando

Anónimo dijo... / abril 08, 2009 2:04 p. m.  

Robert Johnson se está revolviendo en su tumba por tus investigaciones... y te lo hace sentir!

Anónimo dijo... / abril 10, 2009 3:36 p. m.  

Lo mas probable es que el piloto haya estado escuchando a Robert Johnson y menéandoe con su blues!
Borra a Johnson para el próximo vuelo! dale probá!

Virginia